El uso de contadores quizás sea una de las cosas más molestas para los hispanohablantes. Esto se debe a que en el español cuando contamos cualquier cosa, no distinguimos entre si es alargada, gruesa, grande, pequeña, está viva, es redonda, etc.

En cambio, en el idioma japonés, cada vez que se cuenta algo se pone un sufijo al número en cuestión. Por ejemplo, para contar objetos pequeños se usa el sufijo 個 (こ, “ko”), de forma tal que la frase “hay una manzana” se dice  “りんごが一個あります” (“ringo ga ikko arimasu), y no “りんごがあります” (ringo ga ichi arimasu).

A continuación, un vídeo en el que se demuestra con un poco de humor el problema que pueden ser los contadores para los extranjeros. El nombre del dorama es 日本人の知らない日本語 (“Nihonjin no shiranai nihongo”, o “El japonés que los japoneses no saben”).

Listado de contadores:

  1. Objetos en general: つ, tsu
  2. Personas: 人, nin
  3. Ordinal: 番, ban
  4. Cosas delgadas y llanas: 枚, mai
  5. Máquinas y vehículos: 台, dai
  6. Edad: 歳, sai
  7. Libros y cuadernos: 冊, satsu
  8. Ropa: 着, chaku
  9. Frecuencia: 回, kai
  10. Objetos pequeños: 個, ko
  11. Pares de calzados y calcetines: 足, soku
  12. Viviendas o edificios: 軒, ken
  13. Pisos o plantas de edificios: 階, kai
  14. Objetos delgados y largos: 本, hon
  15. Bebidas o cualquier cosa incluida en vasos, tazas y copas: 杯, hai
  16. Animales pequeños, peces e insectos: 匹, hiki